¡Ay! ¡Dichosa nevera! y ¡dichoso el tener que organizar el menú de toda la semana! ¡Qué difícil nos resulta pensar qué comer, qué cenar! Pero sin duda, es la mejor manera de ganar tiempo y de ahorrar, porque hace que se consuma lo que tienes previsto y que no se

Via:: El economista

Comments are closed.