Zayra se ha convertido en un problema para sus padres. La hija del futbolista Guti y de Arantxa de Benito enlaza los escándalos y pone en evidencia su mala educación y su falta de respeto hacia las normas impuestas por la pandemia.

Via:: El economista

Comments are closed.