Los analistas sitúan su multiplicador de beneficios en las seis veces para 2020, algo a lo que solo pueden aspirar las compañías europeas más denostadas del sector, Deutsche Lufthansa o IAG, que pierden en bolsa más de un 20% en el año.

Via:: El economista

Comments are closed.